El glam rock inundó la AC/DS.

El pasado viernes llegaban a Montilla desde Marbella el grupo Denyse y los Histéricos. Nombre muy peculiar podría decir alguno. Bueno, lo de peculiar no lo voy a poner en duda, es uno de los rasgos de identidad de su líder y vocalista DenyseSánchez, otrora líder de Carmín, y mucho antes de Wicked Rose (casi ni él se acordaba ya de esa etapa!), y por ende de su nueva formación que le acompaña, Iggy Sarria a la guitarra, Jacky Staxx al bajo e Izzy Prat a la batería.
Músicos jóvenes pero con unas ganas de comerse el escenario digna de resaltar.

El inicio del concierto se retrasó hacia la media noche aproximadamente, esperando que aumentara la afluencia de público en una sala más vacía de lo normal, fruto de la resaca que aún perdura de la Final de la Batalla de Bandas. A esta espera había que sumar el paso de los músicos por el backstage, para ponerse a punto para saltar a escena.

Y comenzó la fiesta. Fue empezar el concierto y volver 30 años atrás en el tiempo, volver a los 80 de golpe. Maquillaje, mallas ajustadas, pañuelos, pelo cardado… y es que para este combo malagueño, la puesta en escena es esencial en su forma de entender el show. Porque esta es una de las palabras clave para el grupo: SHOW, así, con mayúsculas, no es solo música, para ellos es mucho más que solo el aspecto musical, el cual no descuidan para nada.

Hablando del show, pudimos ver a un grupo muy conjuntado, desprendiendo buen rollo entre ellos, con movimientos muy coreografiado aunque con falta de ensayos en este sentido, y con un Denyse empeñado desde el minuto uno en enganchar al público asistente, en meterlos en la movida, que se lo pasen bien y creando una perfecta comunión entre banda – público. Sin duda es una de los puntos fuertes del grupo, ese carisma con el que cuenta el vocalista y que engancha a la gente, lo que hace que escuches con más gana a la banda.

Y entre todo esto fueron cayendo los temas, los que componen su nuevo EP que venían presentando (“Listo para el amor”, “Una noche más”, “Es una locura”), y algunos otros de etapas anteriores, como “Fría y automática” con la que se abrió la noche, “Gritos hitéricos” o la muy divertida “Historia de Bar”, que nos cuenta lo que vive un chaval que se liga a una chica en un bar, se va a su casa con ella, y tras una noche de pasión…termina por irse y robarle la camisa de Obús!!

Obús es uno de los referentes de este grupo, de los cuales tocaron la versión de “Dinero, dinero”. También sonaron versiones como “I want to break free”, de Queen, aderezado con un estribillo de lo más castizo, entonando estrofas del “Viaja con nosotros a mil y un lugar…” o el gran “Highway to Hell” de AC/DC, en la que recibió la colaboración de una amiga del público para cantar a medias con Denyse. Dicho sea de paso, quedó muy bien.

Lástima que el set list no fuese más extenso, compuesto por un total de 12 temas, y que tuvieron que cerrar repitiendo “Fría y automática” ya que el público quería más. La nota divertida de este tema fue que acabaron casi todos los asistentes subidos al escenario y Denyse ¡cantando desde abajo!

Una velada muy divertida la que pudimos vivir, y unos músicos entrañables, con los que se mantuvo la charla hasta bien entrada la madrugada.

Marcos Bellido. Golpes de Rock Radio.